Skip to content

La desamortización de Madoz (¿o Madoff?)

18 enero, 2011

¿Madoz, Madoff ? ¡Qué casualidad el nombre!        

                                     

Se conoce como desamortización a todo el periodo desde finales de 1700 hasta 1924 en el que en España, bajo las ideas liberales, se expropiaron las tierras en manos de la iglesia y la nobleza (manos muertas) para ponerlas mediante subasta en manos de particulares.

El fin era hacer un estado fuerte mediante la recaudación de impuestos que permitiese acometer obras públicas y que promocionase el desarrollo de la industria y el comercio.

 Aunque la que más suena de estas desamortizaciones es la de Mendizábal (1834-1854)  la última, de 1855 a 1924  fue conocida como la desamortización de Madoz  (por la Ley que la instauró el 1 de mayo de 1855 o Ley de Pascual Madoz), en la que para vencer las resistencias a su aprobación se comprometieron en 1860 a no tocar los bienes de la iglesia.

La conclusión de todo este periodo de desamortización es que no se consiguió el fin de la redistribución de la propiedad de las tierras como se pretendía, al contrario, los campesinos fueron perjudicados al privárseles de los terrenos comunales que pasaron a manos privadas, ya que fueron los nuevos burgueses y antiguos latifundistas quienes pudieron acceder a la compra de la propiedad de la tierra, por ser los únicos que disponían de dinero en efectivo o adquiriendo deuda pública del estado para conseguirlas, con lo que el estado se vio obligado a plegarse a las exigencias de las grandes empresas (como las ferroviarias) que no tenían ningún interés en el desarrollo agrícola.

 ¡Solo ganaron los especuladores!

La globalización nos ha traído mismos perros con distintos collares. En nombre de la sociedad del bienestar, de las clases medias, de la igualdad de oportunidades, de la sociedad de consumo, de… hemos picado.

Derecho a una vivienda digna, a un trabajo digno… hasta que Madoff nos ha recordado la realidad.

“No me arrepiento de mi estafa” decía en un artículo del 20minutos de junio de 2010 (su hijo no ha podido como él con la presión)

 Ahora estamos regulados por los “Mercados” que no tienen nombre ni apellidos y los gobiernos se ven plegados a las exigencias de quien compra su deuda pública (por favor, por favor) ya hablen chino, ruso, árabe… o español.

Pues como decía mi admirado El Roto

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: