Skip to content

La felicidad en el trabajo

27 agosto, 2010

En los primeros días de agosto 2010, la Escuela de Verano de Administración y Dirección de Empresas, EVADES , organizó una interesante Mesa Redonda bajo el título “Felicidad en el trabajo: ¿Hacia nuevos modelos de gestión de personas?”

Las ponencias  estuvieron a cargo de representantes de AEDIPE de Euskadi, Cantabria, Asturias y Galicia y de Doña María Escat, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid.

Todos los ponentes en Pola de Siero partían de que la felicidad de los trabajadores en la empresa resulta productiva y por tanto rentable, así que las ponencias se centraron en ¿cómo hacer para que la gente se sienta feliz en el trabajo?

Y todos coincidieron: HAY QUE GESTIONAR LAS EMOCIONES, los seres humanos somos puritita emoción…

Y así, las ponencias versaron sobre Optimismo (Belén Varela): hay que ser Piolines, optimista inteligente que ve las oportunidades y no Calimeros, optimista ingenuo que solo se lamenta y tiene un fracaso estrepitoso…

Con lo monísimo que es Calimero…

 

Y también se habló de Auto-felicidad (María Escat): La felicidad es un 50% genética, un 10 % factores externos (familia, pareja, trabajo) y un 40 % nuestra actitud. En definitiva, la felicidad es algo que se decide, dijo.

Hubo muchas fórmulas y teorías, definiciones de satisfacción e insatisfacción…

Personalmente me quedo con el camino medio que expuso Alfonso de la Mora:

“Las empresas y organizaciones buscan rentabilidad y no la felicidad de sus trabajadores. La mejor forma de contribuir a la felicidad de sus empleados que tiene la empresa, es crear un clima amable y sobre todo… no desmotivar”

Se agradece un poco de objetividad, porque tanto “buen rollito” como el de Emilio Duró, abruma.

Barbara Ehrenreich ha escrito un libro: “Bright-Sided: How the Relentless Promotion of Positive Thinking Has Undermined America” (El Lado Bueno: Como la promoción implacable del Pensamiento Positivo ha minado América). En la entrevista que le hacen, traducida en la Revista AMAUTA, explica:

“Si quieres tener una población conformista, ¿qué mejor que decirle a todo el mundo que tienes que pensar positivamente y aceptar que cualquier cosa que vaya mal en sus vidas es por su propia culpa?”

El optimismo fabricado se ha convertido en un método para hacer sentir culpables a los pobres de su pobreza, a los enfermos de su enfermedad y a las víctimas de despidos corporativos por su incapacidad para conseguir trabajos que valgan la pena. Las megaiglesias sermonean el “gospel de la prosperidad”, exhortando a los pobres a que visualicen el éxito económico…

¿ Cómo cuadra tanta felicidad con la realidad?

Organizaciones donde se sigue consintiendo (cuando no alentando) a jefes y compañeros a que se chille, insulte y denigre a determinados trabajadores/as hasta el punto, no solo de no hacerles felices, sino de hacerles tremendamente desgraciados/as (a la búsqueda del “rival más débil” hasta conseguir que acaben por abandonar voluntariamente sus trabajos) .

Y esta situación ha aumentado con la crisis económica, según denuncia la Asociación Asturiana contra el Acoso Psicológico en el Trabajo, ASASCAPT

Será, como dice Juan Carlos Cubeiro, Presidente de Eurotalent en su Blog  Hablemos de Talento:

Esta correlación significativa entre felicidad y rentabilidad demuestra hasta qué punto estamos en un cambio de época. Las creencias tayloristas (desconfianza, control, apartheid) deberían dejar paso a las organizaciones humanistas.

Lo malo, como decía Einstein, es que es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”.

Lo mejor… será hacer caso a los Monty Python

 

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. vicente permalink
    10 noviembre, 2010 13:36

    Me sorprende encontrarme con este tipo de información y además al azar, entrando en blogs para crear el mío propio.
    Y me sorprende pues poniendo en los buscadores información sobre felicidad y trabajo no encuentro nada interesante. Y ya ves, al azar!!!

    Me interesa mucho el tema; de hecho mi blog quiere hablar de la felicidad del gerente como negocio, pues yo me dedico al tema de la economía, siendo economista y consultor de empresa.

    Este es un tema para unos pocos por ahora; hay que tener una conciencia bastante distinta. Si no es así te encuentras con palabrerías a favor y en contra.

    Seguiremos en contacto,
    te mandaré referencias mías cuando avance en esto de las redes profesionales
    Vicente

    • Natieli Santos permalink*
      13 noviembre, 2010 11:00

      Vicente,
      Como bien dices este es un tema que parece para pocos por ahora, pero creo que va a resultar imprescindible.
      Encantada de seguir en contacto
      Saludos

Trackbacks

  1. La muerte de Antonio Calvo. Difama, es gratis y limpio, no deja huellas « Single Ven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: