Skip to content

¡Money,Money…! o la sublimación de los “listos”

9 mayo, 2010

Tanto tienes, tanto vales… dice el refrán

El “cómo” o “por qué”  lo tienes, carece de importancia. Cada uno tiene lo que se merece.

Decía Buenafuente el otro día en su programa:

“¿Cual es la diferencia entre una persona inteligente y un listo?

El inteligente es el que se ha leído los 50.000 folios del Gürtel y los entiende.

¿Y “el listo”?

El listo es el que sale nombrado en todas las páginas…”

Pues vivimos una cultura de “listos”:  ¡Qué coche! ¡Qué reloj! ¡Qué casa! ¡Qué viaje!…¡¡¡¡¡Ohhhh!!!!

Igual que tendemos a hablarle alto a las personas ancianas pensando que todas son sordas, los que no tenemos dinero somos tratados como si fuésemos tontos.

¿Qué criterio sobre nada en la vida puede tener una persona que no tiene dinero ni buena posición?

“Lo que tienes que hacer…” “A ti lo que te pasa…”  te dicen.

¿Va a cambiar esto ahora con la incertidumbre económica? . Para nada.

Al contrario. Empezamos a oir noticias como esta:  “La crisis se agrava para muchos, pero no para los que más tienen…”, vídeo donde informan que Lakshmi Mittal  (el dueño de Arcelor) sigue siendo el hombre más rico de Reino Unido con una fortuna valorada en 22.000 millones de libras, el doble que hace un año, gracias a la subida de los precios de las materias primas y a los Bonus de la Banca.

O leemos artículos como Subasta Total de Vicente Verdú en El País: “La cultura en su conjunto quedará incorporada a una puja que incluye el poder del temor…”

Vamos a ver todo tipo de miserias, y no solo económicas.

Hay una película de los años 70 que siempre me encantó (incluso su estética):

“Si quieres ser millonario, no malgastes el tiempo trabajando” (The Magic Christian, en el original)

El argumento es genial:

Sir Guy Grand es un archimillonario (Peter Sellers) que adopta a un vagabundo joven que conoce en el parque (Ringo Starr) y decide instruir a su nuevo “hijo” en el auténtico valor del dinero, probando hasta donde puede llegar la ambición humana.

La película está llena de situaciones extravagantes, donde lo mismo abandonan al Consejo de Administración de una de sus empresas en un tren en medio de la nada, como sugieren a un policía que se coma la multa que les ha puesto a cambio de dinero, o van a una subasta de arte con matasuegras para pujar y acaban recortando con tijeras la nariz del cuadro carísimo que han comprado porque les “encantan las narices”, como… montan una piscina con mierda donde dejan caer una lluvia de billetes mientras la gente acaba sumergiéndose  para cogerlos.

Merece la pena verla… va a estar muy de moda

 

 

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 11 mayo, 2010 21:05

    Such a great post! I am so glad you decided to publish it.

    • Natieli Santos permalink*
      25 mayo, 2010 17:28

      me alegra que estemos de acuerdo. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: