Skip to content

La “ARETÉ” de Garzón: Garzón ya ha ganado, por VALIENTE

24 abril, 2010

El juez Garzón

Para los griegos, antes de sus filósofos, todo ocurría porque así lo querían fuerzas superiores a las que llamaban dioses.

Imaginaban que estos dioses y diosas eran seres humanos poderosos que vivían en el Olimpo y como hombres y mujeres tenían odios, amores, celos…

” Pensaban que el cielo estaba gobernado por un linaje divino muy parecido al de cualquier familia humana acaudalada, pero inmortal y todopoderoso; y solían reírse de ellos, al mismo tiempo que les ofrecían sacrificios” dice Robert Graves  en la introducción de su libro Dioses y héroes de la antigua Grecia.

 Con estos dioses, no es de extrañar que Homero, Sófocles y Platón dotasen a los héroes de “virtudes”, de la ARETÉ.

La ARETÉ eran las cualidades para ser “excelente” en algo: la areté del herrero, por ejemplo.

Pero introducido el término tratando de responder a la pregunta “¿Qué es ser persona humana?”, ¿Qué valores y cualidades debe conocer y poseer la persona para tener la ARETÉ como ser humano?, hicieron un compendio de “formación” para poseer  la excelencia.

La ARETÉ como ser humano, se concebía como el más hermoso (kalòs), el ideal de ser bueno (agazòs), el mejor (aristòs), el combatiente noble, el de mayor grandeza en cuanto al alma concierne (megalopsychos).

La PAIDEIA (de donde viene Pedagogía), transmitía los mas altos valores educativos sobre los que se asienta la civilización: respeto, honor, el deber …cualidades morales y éticas

Mas adelante, SÓCRATES da un paso más situando al ser humano en la Polis  y comienza la búsqueda de la verdad “por el camino de las cosas humanas donde todo ocurre”

Sócrates, con toda humildad: (“Solo sé que no sé nada”), se sitúa entre “la areté y la paideia míticas y el despertar luminoso de lo racional” 

Esta frase, escrita por Alberto Febrer Barahona en un artículo sobre pedagogía, nos revela las claves de por qué es tan importante lo que ha hecho Garzón, como Sócrates, y el tema de juzgarle.

En el artículo, titulado PROF. JOSÉ LUIS CORZO. UNA NOVEDAD PEDAGÓGICA CON 25 SIGLOS DE EDAD , Alberto Febrer Barahona analiza la propuesta educativa de José Luis Corzo (escolapio teólogo, profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca y autor de libros como “No viene en el libro pero entra en el examen”) y dice cosas como éstas:

 Pero el prof. J.L. corzo desvela que la verdad no sólo tiene extensión: los hombres de un lado y otro del mundo la pueden componer y completar gracias a las redes actuales de comunicación; sino que la verdad también tiene tiempo: hacia el pasado se debe a la memoria de hombres y mujeres, que con su esfuerzo nos trajeron hasta aquí, y hacia el futuro, la verdad es la realización de una esperanza que luchaba en el pasado y lucha todavía contra la opresión, la mentira y el abuso.

Y la educación debe recordarlo, la memoria histórica. Con ello, el prof. J.L. corzo está llamando a la sabiduría a salir a la plaza de la ciudad y a acercarse a los hombres, también del pasado y de lejos; también los de mañana, en la plaza no vamos a poder ser maestros y alumnos sin afrontar diariamente el conflicto histórico y colectivo.

La educación socrática consiste en ordenar filosóficamente la vida, con una pasión amorosa (erótica) hacia el Bien, tratar de alcanzar la verdadera meta (telos) de la vida, hacia lo que todo confluye, como la flecha que persigue el blanco.

De ahí su rotunda afirmación: “Una vida sin examen no es vida” (La tesis socrática es que hacer depende de cierto creer que se supone verdadero… Una presunta certeza acerca de cuál es el bien supremo del hombre (su excelencia)… La acción [humana] manifiesta que sabemos ya, quizá demasiado, sobre el bien. Por esto la propuesta socrática no es sino la del examen radical de sí mismo, a propósito de la calidad de este saber supuesto y fundamentalísimo)

De esta manera Sócrates ha dejado claro, y éste es el punto que se pone de manifiesto en la pedagogía del prof. J.L. corzo, que el hombre no está desarraigado o solo en este mundo, que “no nace libre, sino dentro de la historia, vinculado a una ciudad”, y que como la flecha del arquero busca su blanco, el hombre nace con una meta que alcanzar: el Bien.

Con ello ha nacido una nueva forma de educación: razonar sobre el Bien y realizarlo va a ser ahora la nueva paideia y la más alta virtud, la areté ético-política.

De esta forma, cobra nuevo sentido la areté de la épica helénica y la paideia entera: responde a la pregunta por uno mismo y se convierte en una excelencia ético-política

  

El Movimiento por la Memoria Histórica, solo pretende: “VERDAD, JUSTICIA Y REPARACION” para con sus seres queridos.

Si no se hubiesen pasado tanto con Garzón, seguro que no había pasado nada. Las personas podrían sacar a sus muertos de las cunetas por fin y darles una memoria digna

Pero lo que no se ha conseguido en 40 años de dictadura y casi 35 años de democracia, lo ha conseguido Garzón solo con su valentía, al poner de manifiesto con tanta insidia desatada contra él que pretenden que aquí “todo siga igual”, solo por intentar algo tan socrático y tan justo como la búsqueda de la verdad, con lo que ha salido a la luz “lo que hay”.

 GARZÓN: ¡Eres mi héroe! ¡Tú sí que posees la ARETÉ!

Ya lo cantaba Lichis con la Cabra Mecánica, hay que ser… ¡VALIENTES!

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: